miércoles, 7 de agosto de 2013

Un ramo de novia original

Sin duda que éste ha sido el trabajo más laborioso que hemos realizado pero, al mismo tiempo, más gratificante cuando lo hemos visto terminado.

Nuestra novia quería un ramo de novia que no llevara flores, que le perdurase en el tiempo, que fuese distinto, y tenía ya en mente cómo quería que fuera.
Los colores eran marfil y dorado, y llevaría brotes o pistilos grandes.


Buscamos un material ligero para que el ramo no pesara, dimos forma a los pistilos y los pintamos uno a uno.


Los fuimos juntando con hilo de seda en color champagne y creando la singular maraña que formaría el ramo.


Y le pusimos unas varillas de ratán y unas cintas para darle su aspecto final.

Así es que éste fue el ramo de novia que lució la novia, que llevaba un vestido y pamela de época, en un marco precioso como es la Hacienda El Pinar, en el Puerto de Santa María.


Besos
Emma Ascot

4 comentarios:

  1. Sin duda, una maravilla! Si me llega el día ya sé a quien acudir. Precioso chicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!! Aquí estaremos para lo que necesites! Un beso

      Eliminar
  2. Espectacular el resultado, con lo difícil que es plasmar las ideas que los demás tienen en la cabeza, ellas lo hicieron a la perfección. Gracias de nuevo...!!
    MªJesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti! Fue una gozada verte lucirlo.
      Un besote

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...